Buscar

TEORÍA DEL APRENDIZAJE MUSICAL (MLT) DE EDWIN GORDON

Actualizado: mar 14




¿Qué es? Music Learning Theory La Teoría del Aprendizaje Musical desarrollada por Edwin Gordon en los años 80, es una explicación de cómo aprendemos música. Basada en un extenso programa de investigación y de trabajo empírico contrastado, llevado a cabo por Gordon y sus colaboradores, la Music Learning Theory (MLT) es un método comprensivo para enseñar "audiation", término acuñado por Gordon y que se refiere a la capacidad de pensar música con comprensión. Los principios de la MLT guían a profesores y profesoras de cualquier ámbito, para establecer un currículo de objetivos secuenciados que al mismo tiempo respete sus propias convicciones y estilos de enseñanza. El objetivo primordial es desarrollar la "audiation" tonal y rítmica de los alumnos. A través de la "audiation" los alumnos son capaces de extraer un mayor sentido de la música que escuchan, interpretan, improvisan o componen.



Audiation Escuchar y comprender la música en la mente es la base de la musicalidad. La MLT explica a los profesores de música la mejor manera para desarrollar la "audiation" rítmica y tonal en los alumnos.


La persona puede usar su "audiation" cuando escucha música, cuando interpreta leyendo, cuando toca de oído, cuando improvisa, compone o escribe música. La "audiation" no es lo mismo que la percepción auditiva que ocurre simultáneamente cuando recibimos el sonido a través de los oídos. Es un proceso cognitivo en el cual el cerebro da sentido al sonido musical al captar la lógica interna de las relaciones que tejen los sonidos. Tampoco hay que confundirlo con las explicaciones teóricas, que hablan sobre la música y sólo tienen un componente intelectual. "Audiation" es el equivalente al pensamiento en el lenguaje, lo cual no es lo mismo que la gramática.Cuando escuchamos a alguien hablar tenemos que retener durante el tiempo suficiente en la memoria, sonidos vocales que reconocemos y organizamos en las palabras que esos sonido representan. De la misma manera, cuando escuchamos música, estamos organizando en ese momento en nuestra mente los sonidos que acabamos de escuchar. También estamos prediciendo la música que va a venir, según la familiaridad que tengamos con las convenciones del estilo musical que estamos oyendo. Aunque los músicos procesan en su "audiation" todos los aspectos del sonido musical, incluido el timbre, el volumen y el estilo, la MLT se refiere sólo específicamente a las dimensiones rítmica y tonal de la música. Los métodos de enseñanza están creados para que los alumnos desarrollen la capacidad de "audiate" el contenido tonal, que incluye el modo, la nota de reposo y las funciones tonales, y el contenido rítmico, que incluye métrica, macro pulso, micro pulso y ritmo melódico. A través de la "audiation" los alumnos aprenden a entender la música. Y la comprensión de la música es la base de la apreciación musical y en última instancia la gran meta de la enseñanza musical.



2. Laboratorio de escucha A través del laboratorio de escucha, trabajamos la adquisición de la “audiation”, aprender a entender la música a través de la inmersión en la misma. Para ello, elaboramos varias piezas musicales mediante un método específico: - Las primeras piezas que se presenten tendrán una corta duración, que irá aumentando conforme aumente la interacción (y el tiempo de maduración) de los niños y niñas. - Se presentará una pista en la que aparecerán diferentes piezas musicales, de diferentes estilos, siempre instrumentales. - Entre cada una de las piezas musicales, de corta duración, se producirá un silencio de varios segundos, que dará lugar a la asimilación por parte de los niños y niñas de lo que acaban de escuchar. - Existen dos modos de realización de estas pistas: el primero, comienza con piezas musicales de baja intensidad que irán subiendo poco a poco. El Segundo,empezará con piezas de baja intensidad, qué continuará subiendo y, después, acabará bajándola de nuevo. ¿Y qué hacemos durante el laboratorio de escucha? Antes de empezar, preparamos el ambiente, despejando el espacio de materiales que puedan distraer la atención de los y las niñas. Debemos estar relajados y relajadas, puesto que se va a suceder un momento placentero, tanto para los niños y niñas como para las personas adultas. Vamos a compartir un momento importante. Iniciamos el laboratorio de escucha con una canción de inicio, que siempre será la misma, para que los niños y niñas puedan predecir lo que va a ocurrir. Durante el tiempo que dure la inmersión musical, las personas adultas permanecerán en silencio. Podrán moverse por la sala, pero intentando hacer el menor ruido posible. Su misión será la de estar presentes, haciendo ver a los niños y niñas que disfrutan del momento. Han de tener en cuenta, que cualquier movimiento que realicen podrá ser imitado, por lo que podrá bailar pero no siendo protagonistas.


Durante el laboratorio de escucha, lo importante es escuchar la música, disfrutarla y vivirla desde la inmersión. Los niños y niñas podrán moverse libremente por el espacio, no moverse, sentarse, tumbarse, bailar… en resumen, disfrutar de la música. Para cerrar la sesión, cuando cese la música, cantaremos una canción de cierre, para que los niños y niñas puedan asimilar que el momento musical ha terminado.

31 vistas0 comentarios